"Soy el perro verde"

viernes, 25 de marzo de 2011


Con un corazón abierto, el alma cocida en millones de mentiras, vi como magullaron los ladrillos y el hormigón de mi muro y firmaron con sal y agua fría en el cielo de sus cimientos. El muro que me separaba de todo resquicio de humanidad, y que crece con el flujo de la herida hasta encontrar la niebla que emana el miedo de aquel cajón donde guardo la felicidad.
Y aguardo un día más, esperando a que mi reloj de lagrimas, me diga que ya cambió mi mundo, y que el no consiguió cambiarme a mi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario