"Soy el perro verde"

lunes, 11 de abril de 2011


Me agarro a la metáfora como el ritmo a la melodía, y firmo todas las noches, que si alguna vez encontrase palabra más bonita que nuestro once, quemaría todas aquellas overturas de ópera, y sólo dejaría nuestra Tannhauser y así poder decirte que la overture de Wagner y tú os habeis convertido en mi canción preferida

Felízonce.

1 comentario:

  1. :) Feliz once...no se necesita nadamás ni un doce ni un trece, porque el corazón solo se entrega a uno, aunque el 10 a veces viene bien.

    ResponderEliminar