"Soy el perro verde"

martes, 17 de julio de 2012



Se derriten las horas en el calor, lento y rápido, se retuercen las arterias, un golpe de músculo corazón que acelera la sensación de velocidad en mi pecho. Te acercas hermética, con enigma en tu sonrisa y en tres segundos inundas mi alma con tus ojos tan oscurísimos como la noche encerrada. Ríes entre mis labios, y yo te suplico en susurros ocuparte los silencios y pensarte a escondidas, déjame acariciarte desde lejos, déjame tragarme tus olores y secar tus lágrimas cuando haga falta. Déjame escuchar tus dolores, tus experiencias y tus antiguos amores, déjame bailarte las canciones .Y sin dejar de sonreír cerca de tus labios, déjame rimarte la vida.