"Soy el perro verde"

lunes, 24 de febrero de 2014

Porque sé que has bostezado emanando alegrías, porque yo también me veo mirar con brillos de iris a cada comienzo, porque yo también soy de cicatrices lentas, porque también planee bocetos imaginando una realidad más bonita que la nuestra. Y me muero de ganas de dejar de huir, y lanzas miradas que no sé como comerme, y me muero de ganas... ganas de ganas y me balanceo en un instinto animal que desconcha la vergüenza. Porque eres voz que resbala desde el techo al pecho, y relamo la rima que llega de tus brazos, la música, de estar un día entero pintándote palabras que nacen de tus ojos y en un minuto de silencio ya bailaba por tu mirada. Y te sonrió al sin sentido de lo que ocurra, y te pienso en los recorridos de tus caricias de cinco dedos. Cada vez aunque no quieras, me vale con que existas, me vale con este nuevo descubrimiento y quiero ser fonema que se perfila en tu consciencia y quiero ser tu aire, para librarte del calor de la agonía y nunca para ahogar tus ideas. Y ya condeno los días al deseo de volver a verte, mientras olvido el color de las amapolas y me arrugo en la cama para escribirte o mirarte, deseando encontrar algo que te rime la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario