"Soy el perro verde"

viernes, 23 de junio de 2017

Anteayer fue el solsticio de verano,
y entendí la consciencia de las perogrulladas,
como el pez que se pregunta 
¿qué es el agua?










domingo, 18 de junio de 2017

Esto no es poesía, 
repito,
esto no es poesía.

Quiero hablar de las cosas que son inmensurables
como el mar.
¿Os habéis dado cuenta de que el mar es imparable?
De forma cíclica, las olas golpean la orilla, y se retuercen tras caer
para retroceder y volver donde justo vinieron a caer,
y siguen y siguen, 
de hecho, todavía siguen.
Puedo estar en cualquier parte del mundo y saber
que siguen cayendo y volviendo a caer en la orilla,
y será octubre y volverán a caer,
y hoy no saldrá el sol, pero ellas vuelven a caer.

¿Os habéis dado cuenta de que la muerte es irremediable?
Como ayer en las cigarreras, sentada en el jardín vertical,
un perro delante de mi, ladraba las hojas caídas, 
como si las creyera llenas de vida,
esperando que ellas despertaran del sueño,
y corrieran lejos del suelo.
Y si, querido perro, tu y yo no somos tan distintos.
Yo lloré las muertes, 
y a pesar de que se que llorando no moveré sus cuerpos del suelo, ni su recuerdo 
y será como el aire que quiere hacer volar montañas que niegan elevarse
y sin embargo ladramos,
y sin embargo lloramos.
Y como escribió Federico:
¡Qué esfuerzo!
¡Qué esfuerzo del caballo por ser perro!
¡Qué esfuerzo del perro por ser golondrina!
¡Qué esfuerzo de la golondrina por ser abeja!
¡Qué esfuerzo de la abeja por ser caballo!

Porque en eso consiste la vida, ciclos de metamorfosis
de querer ser caballo, abeja, golondrina, perro
y volver y volver al mar de siempre, al lugar primigenio,
el mar hecho poesía, pero lo repito, 
esto no es poesía,
esto es agua.

Como cantaba Manolo:
Quiero ser mar sólo consigo espuma 
quiero avanzar sólo consigo espuma

Enganchada en un proceso imparable, irremediable
Somos los restos del naufragio, la espuma que queda en la orilla
los esqueletos al sol de miles de invertebrados,
dos estúpidas amaneciendo con arena en las zapatillas

brrrr  sssshhh  brrrr  sssshhh

¿Escuchas el mar?
Siempre suena, aunque no lo vayas a escuchar más, 
y te encuentres en tierra.
siempre suena.
Aunque hundas tu barbilla en mi clavícula, siempre suena.
aunque el perro ladre y el hombre llore,
siempre suena.
Y que es eso lo que te vengo a decir,
que es imparable, eso que acabas de iniciar,
sin poesía, ni rimas,
ni magia, ni efectos especiales.

Porque esto no es poesía, repito,
no es poesía, 
esto es (tu) agua, imparable.

martes, 13 de junio de 2017

lunes, 12 de junio de 2017

¿Cómo te atreves a cruzar nuestras líneas paralelas justo en el centro?


Juguemos dentro de la tercera dimensión,
seamos color rojo, 
mojado, 
desequilibrio incontrolado.
Voy a buscarte en todas las formas geométricas de la naturaleza,
para que me muerdas los vértices, con la elegancia de tus botones buceando en el suelo. 
Caminemos rozando los arcoíris de lluvia en tus ángulos  
Te miro en distancias no medidas, y me pregunto como es tu historia,
Como cuando creces en entropía dejando que tus tejas toquen la luna,
para irradiar en el azimut, luz de medio día.
Quiero formular teorías de tu barbarie en mi desastre,
y descubrirte los defectos que son efecto de este síndrome de Stendhal.

¿Cómo te atreves con la cuadratura del círculo? 


Dime, ¿Cómo te atreves?


domingo, 11 de junio de 2017

domingo, 28 de mayo de 2017

Fuiste lo concreto de lo inmenso
Fuiste la esquina en el cuadrado
Fuiste el principio de la espiral
Fuiste un manantial de posibilidades
Fuiste la mejor de mis versiones
Fuiste incendio, sal y albero
Fuiste tu enemigo, tu protector
Fuiste arritmia en mi pecho

Me fui para no hacerme daño, (porque dueles, claro que dueles)
no hubo yo en este viento, intenté llegarte a la carne, y acabé mordiéndome el fémur
te escuché hablar en los ojos de otra mirada, 
y sueñas el amor en pasados no acabados,
y entendí que era mejor no entenderte, 
te escuché llamarme mentira,
porque sólo esperabas verme los fallos, los defectos y las cicatrices,
antes que andar de mi mano
te vi el odio tras la mirada,
que yo no supe serte
que no te llego ni a las expectativas, aunque te quiero, no te puedo,
muero hundido en mi propio canto,
me mato por palabras, 
y omito todo aquello que me amarraba
voy a sacarme a bailar en el fuego,
y que la rima pague los destrozos de este incendio.




lunes, 8 de mayo de 2017

Ella bebe la tierra y pisa el agua,
sostiene la calma a pulso y me rompe con tormentas,
ella resbala a las lluvias que la quieran mojar 
y quema con millones de dudas antes de atreverme a preguntar.

Yo la sueño.
Sueño encontrarme contigo en paisajes de cama
Sueño en tus ojos (mi-)lésim(-os) que me observan desde las alturas,
Sueño a versos contigo.

Ella tiene la manía de morderse las manos, dejando en carne viva sus ideas.
Ella tiene la manía de amanecer tarde, si sueña despacio.
Ella tiene la manía de sonreirse bonito, y joder cómo lo hace. 

Que me has dejado el corazón en las sienes,
te tiemblo en el lado derecho de la cama, rezándole al tiempo, que se de calma 
y repaso los restos de mi lengua, que son tus formatos resbalando por las paredes, 
me has llenado de marcas de agua, y pestañeo si me pierdo en las reglas del juego

Ella me hizo Dalí mientras me miraba mirando azoteas y cables caídos desde el balcón.
y mecía con su risa el mediterráneo, y fue espuma en el charco.
y tropiezo en tus manos, para beber de ellas hasta que dejen de ser estrofa en mis versos.
Y que bien haces eso que haces cuando pisas empedrados, cuando subes a lo más alto.

Que yo te conocí de casualidad, como se tienen que conocer a las personas,
y voy a respirarte hacia dentro intentado que no sea triste, porque no sé muy bien que es lo que quiero,

porque yo,
te quiero tuya, y ojalá conmigo.


lunes, 24 de abril de 2017

Yo quiero, con perdón.
qué no se como tengo la vergüenza escribirlo, pero lo quiero.
que no se cómo repararme, pero lo rompí.

Que yo quiero, con perdón
verte la sonrisa llena de humo,
quiero que bajes por la rambla y acabemos en el puerto,
quiero que se te olvide tu acento, y me digas: sueno a mediterráneo,
que subas hasta la muralla roja, y acabes escuchando el charco.
que veas las salinas rosas,
que no sea para tanto, pero que sea,
que tengas alicante a tus pies desde la serra grossa, y el mar besando tus talones,
quiero que bailes en la noche sin ancla, sin puerto,
que nos bebamos los neones, la cerveza de un euro,
que me hagas cosquillas en la mirada, pero sin mirarla, por supuesto.
que veas la mierda de castillo que queda, y hacerte reina, por tres días.

Quiero, con perdón.
pero no quiero perdonarme
Que soy un pedacito de desastre, con descuidos.
Yo sólo sé lo que no será, y no es, pero que ojalá, lo hubiera sido.

jueves, 20 de abril de 2017

Yo, ciudadano B, salivando estímulos a un ritmo que sigue siendo desconocido.
Tú,
sigues siendo silencio a la luz de las velas,
y sigues siendo luna de media noche,
y sigues siendo secreto prohibido
y sigues y sigues.
Tú,
en otra parte, inflo mi mediocridad, de vacío.
Me doy igual, ya no me salvo el tipo.
Me quito la piel, donde ni quedaba hueso.
Me muerdo la palabra, y te estiro la lengua.
Me arrugo en sábanas, me estiro la desgana.
Me quedo en las estrofa, me olvido de tus rimas.
Me agarro los gemidos, te hago a lágrimas.
Tú,
la chica que no supe mirar, ni rimar.




lunes, 2 de enero de 2017

Y sin darme cuenta, te estoy echando de menos sin apenas pensarte,
a tres años de distancia, me veo relamiendo tu aliento para calentar las paredes del pecho
sin tragar pastillas, sin ti.

Yo tuve mi musa, y os juro que toda ella era el arte 
pero para que engañarnos, no supe rozar tus alturas, 
ni acompañar tus pasos sin torpezarme
y que pena que se me olvidó que ya no estaba(s) juntoati